Los mercadillos de Navidad ya no son lo que eran

El frío y los turrones empiezan a inundar las calles. Las noches son largas y las luces llenan de colores el cielo de la ciudad. Es la época de las chimeneas encendidas, de los calcetines de lana  y de los abrazos que hacen entrar en calor. La Navidad está a la vuelta de la esquina y las plazas se llenan de mercados con cientos de puestos entre los que revolotear. Así ha sido siempre. Tardes interminables de aquí para allá, en las que todo está bien, pero todo se parece demasiado al resto y nada termina de convencerte. Al menos, así ha sido hasta hace un par de años. Los mercadillos de Navidad ya no son lo que eran dede que los ‘pop up’ se instalaron en nuestras vidas. Desde que empezaron a ponerse de moda se han convertido en la mejor opción para comprar de cara a las fiestas. Disfrutarás comprando y te llevarás a casas productos originales, de calidad y a muy buen precio. El pop up Mercachic de este fin de semana en Oviedo ha sido el mejor ejemplo.

Ubicados en escenarios de lujo, comprar en estos ‘pop up’ es la oportunidad también de conocer algunos de los secretos que esconde tu ciudad. Mercachic eligió para su mercadillo navideño un viejo edificio en Uría 54. Una vivienda llena de encanto que descubrir entre escaleras y ventanas con vistas a la calle principal de la capital asturiana. No sólo eso, sino que lo especial de estos markets es la gente que los hace posible.

Mercahic lleva en marcha varios años, y desde entonces ha recorrido la geografía asturiana enseñando a todos el valor que se enconde detrás de las manos de los emprendedores y artesanos asturianos. Han estado en Salinas, Celorio, Proaza o Somió y siempre han sabido rodearse de los mejores. Este fin de semana en Oviedo tampoco han decepcionado a nadie.

Si buscas el regalo perfecto con ellos estás de suerte. En Mercachic encuentras las joyas de Espacio Store que hacen disfrutar, soñar, descubrir y que buscan la diferencia, el detalle, y la calidad; o las acuarelas personalizadas de Lindatiti, que son un acierto seguro para los pequeños de la casa. Además, entre los pasillos de Uría 54 también está la ropa y los complementos de mujer más bonitos de la mano de Siete Mares; o los tocados llenos de inspiración de Lulé Collage. Mires donde mires hay algo que merece la pena.

Ojalá no dejen de hacer lo que les apasiona. Porque detrás de la pasión están las cosas bien hechas y los resultados tan bonitos como los de este fin de semana. Ojalá las compras siempre fueran tan fáciles. Y ojalá regresen cada Navidad. Los Reyes Magos lo van a tener muy fácil.

mercachic2

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s