Los 10 imprescindibles de Gijón

A orillas del mar Cantábrico, Gijón enamora al de aquí y al de afuera. La naturaleza que la envuelve y su majestuosa arquitectura conforman el marco perfecto de una tierra que merece la pena ser descubierta. Gijón ha sabido adaptarse a los nuevos tiempos, pero lo ha hecho sin perder una pizca de su tradición, de su historia y de su encanto. Prueba de ello, son estos rincones imprescindibles para visitar en nuestro Gijón del alma.

1.Para pasear, Cimadevilla

Es el barrio emblemático de esta ciudad, ese lugar en el que indiscutiblemente merece la pena perderse. Este antiguo barrio de pescadores, situado en el cerro de Santa Catalina, hay que saborearlo sin prisas. A un lado y al otro, las dos playas de Gijón, y en el centro un entramado de callejuelas de piedra, que combina a la perfección tradición y vanguardismo. Es aquí donde se encuentran el Ayuntamiento, el monumento a Don Pelayo, la plaza del Lavaderu, la Casa Museo de Jovellanos o el Elogio del Horizonte de Chillida. Pero quizás lo mejor de todo es que aquí, en Cimadevilla, siempre huele a sidra y a marisco.

gijon-cimadevilla

2. Para disfrutar del Cantábrico, San Lorenzo

La playa de San Lorenzo dibuja la que es la fachada marítima más popular de Asturias. Disfrutar del azul del Cantábrico es un espectáculo del que jamás te cansas. Las olas bañan su arena por completo dos veces al día, como si ellas también quisieran adentrarse en el centro de la ciudad. En total, más de dos kilómetros al borde del agua para disfrutar de la costa del Norte, de aguas frías pero llenas de magia. Y en el horizonte, la iglesia de San Pedro dibuja su reflejo en el mar completando el escenario más perfecto.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

3. Para ir con niños, el acuario

Ya han pasado diez años desde que abriera sus puertas, los suficientes para convertirse en un referente del ocio con niños en la ciudad. Visitarlo es disfrutar de un paseo bajo el mar para observar las infinitas formas de vida que, desde antes de que el hombre habitase la Tierra, poblaron los fondos marinos. Situado en un antiguo edificio de Astilleros del Cantábrico, se ubica junto a la playa de Poniente y es un balcón abierto al mar. Los más pequeños disfrutarán de lo lindo… y sí, tu también. Bienvenidos a un mundo de colores, nemos, tortugas, estrellas de mar y hasta tiburones.

gijon-acuario

4. Para tomar sidras, Tierra Astur

A los asturianos nos gusta la sidra. Nos gusta escanciar unos culines a media tarde, rodeados de amigos, en una terraza y con una bolsa de pipas. Y nos gusta disfrutar de este producto tan nuestro a cualquier hora y cualquier día  y, por supuesto, también acompañado de una buena propuesta gastronómica. Porque sí, a los asturianos también nos gusta comer… y mucho. La combinación perfecta de comida y sidra la encontrarás en el Tierra Astur, una sidrería que recoge la autenticidad de Asturias. Con un diseño que no deja indiferente a nadie: podrás comer dentro de un tonel de sidra y bajo cientos de botellas de sidra que cuelgan del techo, en este establecimiento la sidra está asegurada. Además, si la acompañas de un cachopo o unos tortos no podrás salir con mejor sabor de boca.

gijon-tierraastur

5. Para comprobar que el verde es el color que manda, el Jardín Botánico Atlántico

Un museo al aire libre, en el que las obras de arte no son pinturas sino árboles, plantas y flores. En total, 15 hectáreas de terreno que se convierten en un recorrido por un microcosmo verde. En su interior, destacan el Jardín de la Isla, un jardín histórico con más de 150 años, y el Monumento Natural de la Carbayeda de El Tragamón, un bosque natural excepcional con árboles de más de 400 años. Todo un espectáculo para la vista.. y el olfato. Un plan perfecto para pasar una tarde en familia. Jamás decepciona.

gijon-jardin

6. Para tomar un café, Defabula

Un café, una sala de lectura, un lugar de exposición… mi paréntesis del día. Así lo definen quienes están detrás de Defabula Cafetería, y no pueden hacerlo mejor. Se inspira en Berlín y en las capitales nórdicas, y además de un extraordinario café puedes elegir entre una gran variedad de tés, zumos y alimentos naturales. Llama la atención por sus productos, pero también por su decoración con la que es imposible no hacer volar la imaginación. Te transporta al pasado, a un mundo de fantasía, a un lugar donde todo el posible. Está llena de detalles que te obligan a mirar siempre alrededor, y las sonrisas son gratis.

gijon-defabulacafe

7. Para descubrir su rincón secreto, las escaleras musicales

A Gijón no le faltan rincones llenos de arte, pero hay uno oculto que sorprende por su singularidad. El turista no se lo espera, pero cuando lo encuentra es imposible no detenerse ante él. Estamos hablando de las escaleras musicales, los peldaños que conectan el puerto deportivo con el barrio de Cimadevilla. En un rincón cualquiera, estas escaleras aparecen para llenas de color. En cada uno de esos escalones el nombre de algunos de los grupos más importantes de la historia. Imprescindible para los amantes de la música.

gijon-escaleras

 8. Para sorprenderte con la mejor arquitectura, La Laboral

La joya arquitectónica de la ciudad de Gijón. La Laboral Ciudad de la Cultura es amor a primera vista. Te sorprenderás con este edificio construido a mediados del siglo XX, concebido en principio como orfanato minero y transformado más tarde en Universidad. Su plaza, con unas dimensiones similares a la plaza de San Marcos de Venecia, su torre o el teatro guardan infinidad de tesoros, como la Sala de Pinturas que algunos consideran ya la Capilla Sixtina asturiana.

gijon-laboral

9. Para sentirse un asturiano más, Museo del Pueblo de Asturias

Conocer la tradición, el folklore y la verdadera esencia del Principado es posible en este museo donde uno se siente un asturiano más. Un pueblo asturiano in situ, en el que aparecen todos los elementos típicos de la región: casonas, hórreos y paneras. Además, su edificio central, el que fuera el pabellón de Asturias en la Exposición Universal de Sevilla de 1992, guarda más de 12.000 documentos con la historia de esta región. En total, 30.000 metros cuadrados para pasear por rincones con identidad asturiana.

gijon-museopuebloasturias

10. Para enamorarse con el mejor atardecer, parque de La Providencia

Hay un mirador con silueta de barco, el lugar perfecto para disparar una fotografía e inmortalizar el atardecer. Desde el mirador del parque de La Providencia puedes observar la ciudad, las playas de Serín y Estaño, y la costa que se extiende hacia Villaviciosa. Un espectáculo a la vista, desde donde uno se da cuenta de la majestuosidad de Gijón. Sin duda, esta ciudad enamora.

gijon-providencia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s