Nostalgia con olor a sonrisas

*No hay memoria tan precisa, tan vivida y evocadora como la que se recupera a través del olfato*

olivia1.jpg

“Cuando nada es seguro, todo es posible”. Esto fue lo que pensó Paula González, el alma de Olivia Soaps, y no se equivocó. A ella una llamada le cambió la vida. Su padre había fallecido, y entonces lo supo. Su sueño, al que había empezado a dar forma junto a ella, sería desde ese momento también el suyo. Luchadora, valiente, creativa y con un gran talento, convirtió su trabajo en una pasión. Hoy es prácticamente imposible resistirse a sus olores, que evocan a nostalgia y a sonrisas.

Bastan un par de minutos a su lado para comprobar en primera persona que el éxito de esta marca reside realmente en Paula. Tuve la suerte de conocerla en el Santander Social Media Weekend, y escucharla contar su historia emociona y cala hondo. Su padre, “químico, alquimista y empresario”, le descubrió el mundo de los olores, la magia de crear emociones a través del olfato. Él estaba dando los primeros pasos para crear una marca de jabones, que finalmente no tuvo tiempo de hacer realidad. Pero Paula lo hizo por él.

Tenía sus libros, sus papeles, sus pruebas, sus jabones y no demasiados euros en el bolsillo, pero sí muchas ganas. Así fue como surgió Olivia Soaps y sus ya famosos jabones de Mirinda, Mojito o Verano en Saint Tropez. Diseñó el packaging, repartió unos cuantos de sus productos, y se creó un blog, suficiente para que en poco tiempo los jabones de su padre se terminaran, y ella no dejara de crecer.

Tituló su ponencia en el #SSW17 ‘El más difícil todavía: cómo vender olores por Internet’, algo en lo que ella tiene un grado. “Cuando generas contenido auténtico es más fácil que todo vaya bien”. Y es que detrás de cada uno de sus productos hay precisamente eso: mucha verdad. Tras los jabones llegaron las velas y la cosmética natural. Y esto fue posible, sobre todo, gracias al marketing online. Claro que su preciosa tienda de Segovia vende, pero sobre todo lo hacen sus medios de comunicación online. “La pasión es la gasolina de las redes sociales”, afirmó Paula. Y ella de pasión sabe un rato. También de buen gusto. Su perfil de Instagram es amor a primera vista. Uno no tiene ni idea de a qué huelen esos jabones, pero sí que quiere tenerlos en su casa. Después alguien pica a tu puerta y aparece con un paquete, un envoltorio perfecto, y el olor inunda toda la casa. Y vuelves a elegirla. Así una y otra vez.

Dice Paula González que “todos tenemos un talento dentro”.  Él suyo es innato. El nuestro está por descubrir. Ojalá sus olores sigan inspirándonos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s