Galletas hechas con amor

Siempre ha sido así. Las cosas hechas con amor saben mejor. Si pones en algo corazón, alma y cariño, el resultado sólo puede ser excelente.  Y esto es lo que han hecho, y muy bien, en Galleta Fernandita. Ruth y Davinia las amasan, les dan forma y las hornean. Se encargan del empaquetado, escriben a mano mensajes personalizados para sus clientes y te dejan las galletas en la puerta de tu casa. Puede decirse que ellas son las responsables del éxito, pero si hay algo que realmente hace que este proyecto triunfe es su historia.

Ruth y Davinia son hermanas, cada una con su respectivo trabajo, y las dos con muchos sueños e inquietudes. Y hace tan sólo unos meses decidieron que se convertirían también en emprendedoras, que pondrían sus ilusiones en un proyecto con alma. ¿Y cuál fue? Sus galletas Fernandita. Siguieron la receta de su abuela, la de las galletas que ésta les hacía cuando eran niñas para la hora de la merienda, y pusieron el cariño que ella les enseñó. Son, por tanto, un homenaje a su abuela, pero sobre todo lo son a su padre.

Ruth y Davinia se inspiraron para el nombre de sus galletas en el apellido de su padre, que falleció recientemente tras una corta y dura enfermedad. Y por ello pusieron en ellas algunas de las muchas cualidades de su padre: sencillas, pero intensas… sin adornos, puras. Todo eso era su padre, y cada galleta que sale de su horno es un homenaje a él.

¿El objetivo de estas dos hermanas? Que la galleta Fernandita sea algo tan natural que se convierta en especial. Quieren que siempre sea un detalle delicado, tanto para un cumpleaños, como un evento o una tarde de risas y confidencias. Y lo consiguen. En cuanto tienes el paquete delante sabes que has acertado. Siempre presentan un packing bonito, que cambian en función del encargo, de la persona e incluso de la época del año. Entra por los ojos, consigue emocionar, y además con solo tenerlo en la mano el olor de las fernanditas empieza ya a dejarse notar.

Sin duda, saben como hacer las cosas bien. Y un ejemplo más es que trabajan bajo pedido y que sirven a domicilio. ¿Recuerdas la sensación que tenías cuando éramos niños y los paquetes llegaban a casa? Eso es lo que quieren recuperar y provocar en ti. Porque son unas soñadoras, cualidad que heredaron de su padre.

¡Y por supuesto! Todo esto está muy bien, pero el sabor también lo está. Ricas, apetitosas, con regusto a cacao, pero sin empalagar. ¡Si quieres acertar, regala Fernanditas! ¿Y cómo puedes hacerlo? Para encargarlas puedes escribirles al mail galletafernandita@outlook.com o en el número de teléfono 689641233, y si quieres saber más de ellas puedes seguirles la pista en su Facebook y Instagram.

¡Recuerda las cosas hechas con amor saben mejor!

fernandita1.png

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s