15 años de emociones

Hay lugares que no son un restaurante, ni un espacio para eventos, que ni siquiera son una marca. Hay lugares que son sonrisas, un beso de amor, una mirada que habla sola, o una sorpresa que deja con la boca abierta. Lugares que son un ‘sí quiero’, que son la ilusión de algo nuevo, la esperanza depositada en el futuro o el abrazo de ese alguien que lo es todo. Hay lugares que son la caricia que necesitas, las palabras que hacen falta o el gesto que te toca el corazón. Hay lugares que son, en definitiva, emociones, esas que nos hacen sentir y estar vivos. Y hay lugares como el Castillo de San Cucao donde todas esas emociones se hacen realidad. Llevan 15 años haciéndolo, celebrando la vida, y el camino sólo acaba de empezar.

sancucao2

Tienen la misión de conseguir que cada celebración sea única e inolvidable, y para ello apuestan por la calidad y rodean de los mejores. Pero si hay algo que les hace especiales es todo lo que ese lugar transmite. Su sello de identidad es la Torre de Valdés (siglo XIV), reconocida Bien de Interés Cultural de Asturias en 2008, y que regala el marco incomparable que estabas buscando.

sancucao4sancucao5

Todo lo que rodea cada celebración es perfecto. La torre que invita al romanticismo, las escaleras que llevan hasta ella, el verde que contrasta con los muros de piedra, y las flores que ponen color. Como lo es el trato de todos los que trabajan allí, los detalles cuidados al extremo, la calidad de todos sus platos o lo bien que han sabido hacer las cosas. El restaurante, al que tampoco le falta su torre, es de estilo moderno, pero en ningún momento dejas de sentir que estás dentro de un cuento. Su cristalera hasta el suelo permite que disfrutes del panorama sintiéndote protagonista, y cuando cae la noche y los fuegos artificiales sorprenden la magia lo inunda todo.

castillosancucaocastillosancucao2

Quizás es porque de todas las bodas a las que he ido la mejor, sin duda, ha sido en el Castillo de San Cucao. O quizás porque mi abuelo trabajó durante años en este castillo, ocupándose de los caballos que aún hoy rodean sus muros. Quizás porque siempre que me habló de ello lo hizo con una sonrisa. O quizás simplemente porque lo merecen. Pero lo cierto es que si buscas un lugar para que los sueños se hagan realidad éste es el que necesitas. ¡Vivan las emociones!

sancucao6

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s