Aguas para disfrutar con los sentidos

Cierra los ojos e imagínate en el corazón de Roma, paseando entre las calles del barrio de Trevi y a sólo unos pasos de la Piazza Navona. Ante ti aparece El Panteón, uno de esos monumentos excelsos, geniales por su arquitectura, que te hacen alzar la vista al cielo y disfrutar de una cúpula que resulta espectacular. Ahora imagina que su interior no guarda secretos de siglos de antigüedad, sino que aún mejor está repleto de agua. Esto es más o menos lo que puedes sentir en Aquaxana, una instalación que permite disfrutar del agua en los cinco sentidos gracias a Las Caldas Villa Termal. Ah! y olvídate de los modestos adoquines porque aquí no hay piedras, sino un verde intenso que lo rodea todo y lo cubre de belleza. ¿Estás preparado para disfrutar?

aquaxana9

El recorrido por el Aquaxana empieza precisamente en esa piscina con forma de Panteón repleta de chorros y tratamientos y en la que relajar mente y cuerpo. Un par de veces al día, además, proyectan sobre ella un espectáculo de luces, agua y sonido que hace las delicias de los más pequeños y que siempre consigue sorprender al que lo descubre por primera vez. Como también sorprenden por su fuerza e intensidad los chorros pensados para la espalda que nos encontramos en el pasillo que une esta sala con la piscina exterior. Después para relajar, dedícate un buen rato al jacuzzi y disfruta.

aquaxana6aquaxana8

Llega lo bueno. Una pequeña puerta dentro del agua te lleva a otra zona de la piscina, ya en el exterior, pero cubierta. Aquí se ubican las camas de hidromasaje y tanto si luce el sol como si es uno de los habituales días asturianos (grises y con orbayu), la experiencia no puede resultar mejor. Sinceramente, ya sólo por esto merece la pena la entrada al Aquaxana. Después, si lo que quieres es echar unos largos y tomar el sol (siempre que aparezca) otra piscina está esperándote para que la aproveches al máximo.

aquaxana11

aquaxana2aquaxana1

Subimos a la segunda planta de las instalaciones, donde están las duchas de contrastes o el baño turco, pero la gran joya es la espectacular bañera de aguas frías (muy frías) que debes combinar con las altas temperaturas de la sauna. Un lugar ideal, también por su belleza, que se convierte en uno de los favoritos de todos los que llegan hasta aquí. Aunque, siempre hay una excepción que confirma la regla, como es mi caso, que siempre cierro la visita al Aquaxana en la primera planta y la sala de las hamacas de cerámica calientes. Pocas cosas, por no decir ninguna, resultan más relajantes que este momento. Y lo sabes cuando las manecillas del reloj corren rápido y tú ni siquiera te das cuenta.

aquaxana5

Los contrastes de temperatura del agua, las luces del cielo y también las que proyectan, el ruido que hace el agua al caer de los chorros o el triar de los pájaros que puedes escuchar desde la piscina exterior, el sol alumbrándote en la cara desde alguna de sus tumbonas y sus espacios verdes, la sensación de que casi consigues volar cuando el circuito llega a su fin… Sin duda, Aquaxana es una de esas experiencias para disfrutar con los cinco sentidos.

aquaxana10aquaxana4

Ha sido uno de mis regalos de cumpleaños, y sí, siempre es un placer volver.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s