Arroz para chuparse los dedos

Arroz caldoso, arroz negro, arroz meloso, paella… lo mires por donde lo mires, y lo hagas como lo hagas, el arroz siempre está para chuparse los dedos. Si eres de los que son incapaces de dejar un solo grano en el plato, entonces tienes que visitar La Genuina. En la calle Cimadevilla, a medio camino entre el Ayuntamiento y la Catedral de Oviedo, vas a echar un buen rato en elegir menú porque toda, absolutamente toda su carta apetece. Lo mejor de todo es que cuando llega a la mesa y lo pruebas aún es mejor.

Nada más que pones un pie en el local sabes que te va a gustar. Decorado con gusto, cuidado al detalle, haciendo guiños a la tradición (no faltan los suelos de cerámica ni la cocina de carbón), pero sin ese toque moderno que se valora positivamente. Vamos, que te conquista a golpe de vista. Pero no podemos olvidar que aquí lo importante es que nos conquisten por el estómago. ¡Y vaya si lo hacen!

lagenuina1lagenuina2lagenuina3lagenuina4lagenuina5

En La Genuina tienen 20 variedades de tipo de arroz, que van desde los clásicos (paella de mejillones, calamares y gambas; fideuá, arroz meloso negro con gambas y chipirón; paella de verduras o pollo, arroz con bogavante…) a otros muy asturianos e innovadores (arroz con queso taramundi y chosco de tineo; arroz con queso azul La Peral, trozos de manzana y ternera; arroz con costra de Beyos y boletus; arroz meloso de pitu caleya; paella con salmón y espárragos). A decir verdad, cuando los vas viendo llegar a las mesas que tienes al lado cuesta bastante elegir. Huele bien, muy bien. Y la pinta es buena, muy buena. Así que toca centrarse en la carta con determinación.

El maridin y yo somos muy amigos del buen comer y del arroz, así que después de darle unas vueltas no pudimos resistirnos al arroz meloso de pulpo con zamburiñas, y como entrante elegimos sepia a la plancha con ali oli de tomate. La sepia estaba brutal, de las mejores que hemos comido, y lo del ali oli es espectacular. Después, el arroz meloso ya fue el broche de oro. Aunque a decir verdad terminamos la comida con una tarta de queso que, por cierto, no estaba nada mal.

lagenuina-sepialagenuina-arroz

Luego cuando llega la cuenta te llevas una sorpresa para bien (y eso también  se agradece). Nosotros lo tenemos claro: no vamos a tardar en volver. Y tú también deberías hacerlo.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s