10 imprescindibles si visitas Covadonga

El lugar donde el rey Pelayo inició la Reconquista y la puerta al Parque Nacional de los Picos de Europa, Covadonga esconde secretos, historia y tesoros. Razones para visitar este pequeño paraíso existen unas cuántas. Y si lo haces, prometo que no te arrepentirás. ¿Quieres saber qué 10 imprescindibles no puedes perderte en una visita a Covadonga? ¡Atento!

1. Recorrer el puente romano de Cangas de Onís

Es así. No hay viaje a Covadonga que no lleve implícita una parada (ya sea antes o después) en Cangas de Onís. Y sí, no hay parada en Cangas de Onís sin visita al Puente Romano (que en realidad es medieval). Imprescindible recorrer este camino de piedras que se levanta orgulloso sobre el Sella y admirar las vistas magníficas que regala. Inicio de la Reconquista de España, ha visto pasar ante sus ojos reyes, ejércitos, peregrinos y turistas, muchos turistas con ganas de descubrirlo. Ninguno se va de allí sin una foto con la réplica de la Cruz de la Victoria colgando sobre el río. La mejor antesala posible a Covadonga.

imprescindiblescovadonga-puente

2. Prender una vela en la Santa Cueva

Ya seas católico o no, lo cierto es que son pocos, muy pocos, los que se van de Covadonga sin encender una vela en la Santa Cueva, un acto que ya se ha convertido en tradición y con el que todos de alguna manera queremos creer que lo mejor está por llegar. Pedimos trabajo, salud, amor o lo que venga, pero lo que realmente impresiona y merece la pena es la estampa que dejan las cientos de velas prendidas a la entrada de la cueva, en la que apenas sólo las llamas iluminan el camino.

imprescindiblescovadonga-prenderverlas.png

3. Deleitarse con las vistas de la basílica desde el santuario

En el camino que recorres hasta la capilla de la Santa Cueva, hay un lugar en el que todo el que va se detiene, y tú no vas a ser menos. Es imposible pasar de largo ante la ventana natural que se abre en la cueva y la panorámica que regala. Las vistas desde este lugar a la montaña asturiana y la imagen de la basílica dominando el paisaje es una auténtica maravilla. Merece la pena tomarse unos minutos para disfrutarla.

imprescindiblescovadonga-vista.png

4. Admirar la belleza de La Santina

“Bendita la Reina de nuestra montaña, que tiene por trono la cuna de España y brilla en la altura más bella que el sol”. Así arranca el himno de La Santina, sin duda la virgen por la que los asturianos sentimos más devoción y de la que presumimos orgullosos. Podemos hacerlo. Todo el que la visita termina rindiéndose a su belleza. Normalmente con manto rojo, sabe lucir como nadie al final de la gruta, en la pequeña capilla, situada en el punto exacto donde supuestamente Don Pelayo se escondió durante la batalla y en el que se le apareció la virgen.

imprescindiblescovadonga-lasantina

5. Pedir un deseo en el estanque

Es algo así como la Fontana di Trevi asturiana. El estanque de La Santina, que recoge las aguas que caen en una cascada desde lo alto de la cueva, tiene su fondo cubierto de monedas, las que los turistas tiran a sus aguas esperando que un deseo se haga realidad. Es una de las primeras imágenes que ves al llegar a Covadonga, y también una de las más bellas.

imprescindiblescovadonga-estanque

6. Beber de la fuente de los 7 caños

Si crees que ya es hora de dar el ‘Sí, quiero’, no puedes irte de Covadonga sin beber de los 7 caños de esta fuente. Según reza la leyenda, la soltera que beba de todos sus caños contraerá matrimonio en el plazo de un año. Dicen que la esperanza es lo último que se pierde =)

imprescindiblescovadonga-fuente

7. Fotografiarse con Don Pelayo

Con acero, valor, sangre y muerte. Así vencieron los 300 soldados al mando de Don Pelayo, el primer monarca del reino de Asturias, a los miles de musulmanes que osaron asediar Covadonga, el último enclave cristiano que aún resistía en la Península Ibérica tras la invasión árabe. Pon cara de valiente y fotografíate junto al monumento que rinde homenaje a su figura.

imprescindiblescovadonga-pelayo

8. Entrar en la Basílica

En un entorno privilegiado, la Basílica de Covadonga (símbolo de peregrinación en Asturias), es una construcción de estilo neorrománico de caliza rosa exclusivamente. Diseñada por Roberto Frasinelli, fue construida entre 1877 y 1901 por Federico Aparici. En su interior atesora más de mil años de leyendas e historias. Impresiona por su solemnidad y su grandeza.

10imprescindiblescovadonfga-basilica

9. Subir a los lagos

A unos 12 kilómetros de Covadonga, los lagos Enol y Ercina aparecen en el corazón del Parque Nacional de los Picos de Europa. Las impresionantes montañas que los rodean y la hermosa estampa de su reflejo en el agua se convertirán en un recuerdo imborrable. Recréate, sin prisas. El Enol será el primero en darte la bienvenida, y en las interminables praderas verdes que lo envuelven pastan vacas, caballos y ovejas con total tranquilidad. Sólo un poco más allá, surge el Ercina, que reserva un asombroso espectáculo de color gracias a la vegetación acuático. Confirmado, Asturias es un paraíso natural.

imprescindiblescovadonga-lagos

10. Disfrutar de uno de los mejores atardeceres de Asturias

Atardeceres bonitos en Asturias hay unos cuantos, pero los colores que se crean en los Lagos de Covadonga cuando el sol cae pocas veces vas a disfrutarlos. Ocres, dorados, rojizos que se reflejan en el agua, al igual que su cielo estrellado (porque sí, aquí aún puedes ver brillar las estrellas). Magia pura.

imprescindiblescovadonga-atardecer

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s