Goiko Grill en Oviedo: pasión por las hamburguesas

No es necesario convertirlas en alta cocina y ponerles el apellido gourmet. Las hamburguesas son lo que son y están para lo que están …¡y nos encantan así! Sólo pedimos una buena materia prima, unos ingredientes que nos permitan chuparnos los dedos y un buen plato de patatas fritas para acompañar. Esto lo cumplen a rajatabla en Goiko Grill, un restaurante en el que las hamburguesas son las auténticas protagonistas. Aquí no son burdas, ni rápidas, aquí lucen espectaculares y saben aún mejor.                      ¡Saltarse la dieta nunca dejó tan buen sabor de boca!

Nada más entrar en el local de la calle San Francisco, donde Goiko Grikk ha abierto sus puertas en Oviedo, te das cuenta de algo: saben lo que hacen. No hay un solo detalle que no esté cuidado. Es un sitio decorado con gusto, fresco y moderno. Todo guarda la misma línea, desde la carta a la servilletas, los uniformes o incluso las bolsas para llevarte la comida a casa. Un buen trabajo de branding que, sin embargo, no resta protagonismo a lo verdaderamente importante: su propuesta gastronómica.

La carta es amplia y para todos los gustos. Primero has de elegir el tipo de carne que quieres y después ya la hamburguesa que quieres según sus ingredientes. Originales, diferentes y muy apetecibles, va a ser difícil elegir. Pero ¡hay que hacerlo!

goikogrillyo
Yo pensando que no debería comerme lo que venía a continuación, pero que ¡era imposible resistirse!

Yo me quedé con la Puchi de pollo crispy, queso amaericano, bacon, salsa barbacoa y champiñones en su salsa. Una versión del bacon cheesburguer espectacular. Y el maridin también lo hizo bien y se pidió la threeler con tres niveles de carne de vacuno de 90 gramos cada uno, bacon bits, queso americano, pepinillo y cebolla. Entre eso y las patatas rústicas casi salimos rodando, pero ¡vaya si mereció la pena!

goikogrillpuchigoikogrillpuchi2

¿La pega? Que terminas tan lleno que es prácticamente imposible probar alguno de sus postres por muy buena pinta que tengan. (Bueno, y también que tardan un poco en traerte la comida a la mesa, pero eso se perdona).

De vez en cuando, ¡no se puede decir que no a una hamburguesa! A la de Goiko Grill fijo que le vamos a decir que sí unas cuántas veces más. Y más conociendo su historia. Detrás de este éxito está Andoni, un médico de 26 años que trabajaba como residente en el Hospital de la Paz y que terminó colgando la bata para enfundarse el delantal. Abrió con apenas 30 sillas y pocos clientes, pero la calidad, la eficiencia y el buen rollo le hicieron triunfar. Si aún no has probado sus hamburguesas, ¿a qué esperas?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s