Comer en el restaurante Masterchef: de la pantalla a Madrid

Los habíamos visto en la tele muchas veces. Pero nunca los habíamos olido y mucho menos catado. Hasta ahora. Nos convertimos en jurado del programa de cocina más exitoso, y la experiencia es todo un acierto. Un lugar de gusto exquisito, una propuesta gastronómica más que interesante y un sabor de 10. El restaurante Masterchef deja con ganas de más y una moraleja incuestionable: ¡pónganle sabor a la vida!

Ha saltado de la pantalla a la calle Velázquez de Madrid, y en nuestra última escapada a la capital teníamos que probarlo. Nada más poner un pie en su interior ya nos causa buena impresión. Un gran bodegón de frutas y verduras de temporada nos recibe a la entrada, y un poco más allá aparece un gran comedor cuidado al detado. Se trata de un espacio abierto, amplio y con ventanales, en tonos blancos y grises. La gran mesa central con dos preciosos olivos capta nuestra atención, pero no hay nada que desentone en el lugar, que invita a sentarse y a disfrutar con calma de la comida, que aquí es lo realmente importante.

restaurantemasterchefportadarestaurantemasterchef-bodegon

En la carta hay algunos de los platos más famosos del programa de televisión, y también otras propuestas más que apetecibles. Mientras elegíamos que pedir, siempre aconsejados por los camareros, nos trajeron como aperitivo unas croquetas de boletus, que estaban literalmente para chuparse los dedos.

El primer plato que elegimos fue un tartar de atún rojo Balfegó, crema de raifort y perlas yuzu. ¡Y vaya maravilla! Al maridin y a mi fue, sin duda, lo que más nos gustó de todo lo que comimos. Una explosión de sabores en la boca, súper fresca y totalmente recomendable. De segundo elegimos una de las propuestas de temporada que cada semana tienen fuera de carta, concretamente verdinas al romero con zamburiñas, que fue lo que menos nos convenció. Para nuestro gusto un pelín frío y un gusto demasiado intenso, pero no estaban nada mal y las zamburiñas eran una delicia. De tercero elegimos el cono de fish&chips con tres salsas de Jefferson, concursante de Maasterchef Junuior 4 y uno de mis favoritos. Otro acierto, el pescado se deshacía en la boca y las patatas siempre gustan a todo el mundo. Ya por último, después de esta comilona, nos pedimos para compartir un coulant de chocolate, que para eso siempre hay espacio =) Muy, muy rico, pero no menos que las fresas bañadas en almíbar con las que acompañaron el postre. ¡Delicioso!

tartardeatunmasterchefverdinasmasterchefrestaurantemasterchef-fishandchipsrestaurantemasterchef-coulant

Lo mejor de Masterchef es que no se trata de un restaurante temático. Aquí lo importante es lo que te sirven en el plato. Si bien es cierto que a todos los que somos seguidores del programa nos gusta encontrarnos con fotografías de los jueces y loc concursantes en las paredes, ver el famoso reloj de la cuenta atrás o fotografiarnos con el logo. Y, por supuesto, agradecemos mucho que cada semana uno de los concursantes haga de camarero y tenga un ratito para charlaar con los comensales, contarle su experiencia y aconsejarle sobre la carta. A nosotros nos tocó Jorge, concursante de Masterchef 6, aunque también se dejó ver por allí Antonia Dell’Atte. Vamos, todo un espectáculo.

La media por persona es de unos 40 euros, que bien merece la pena invertir en una comida con ésta. Sientáte a la mesa y disfruta. ¡SABOOOOOR!

restaurantemasterchef-logo

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s