Del Rinconín a La Ñora: paseo por la senda costera de Gijón

Si hay una imagen que define Gijón es la de las olas del Cantábrico rompiendo en la playa de San Lorenzo y regalándonos una panorámica de su paseo marítimo imposible de olvidar. Pero ahí donde ya no alcanza la vista, donde el arenal llega a su fin, hay mucho más. La senda costera de Gijón es la mejor forma de descubrirlo, un paseo entre el Rinconín y La Ñora que discurre por acantilados con vistas privilegiadas al mar.

También conocida como la ruta del Cervigón, la senda bordea de forma paralela al mar toda la costa de Gijón , y sobre acantilados llegamos al vecino municipio de Villaviciosa. En total, unos 15 kilómetros ida y vuelta perfectos para hacer en familia cuando luce el buen tiempo.

rutalañora

En la primera parte del camino, la que encontramos nada más pasar la playa del Rinconín encontramos varias esculturas muy conocidas por los gijoneses como ‘Sombras de luz’ de Fernando Alba, que consiste en cuatro láminos de hierro perforado a través de las que podemos descubrir Gijón; o el monumento a la ‘Madre del Emigrante‘, conocido como ‘la lloca del Rinconín’, que simboliza el dolor de una madre ante la partida de unos hijos que se ven obligados a emigrar. Pero a lo largo de la ruta hay muchos más: el monumento a las víctimas del holocausto, la escultura homenaje a Galileo Galilei, la escultura a la solidaridad o la escultura que conmemora el naufragio del buque Castillo de Salas. Aunque si hay una donde todos terminan deteniéndose es en ‘Cantu los diex fuxios’, un conjunto escultórico de bloques de mármol, que se convierten en bancos improvisados en los que disfrutar de las vistas.

rutalañora3rutalañora7

Mientras atravesamos las verdes praderas contemplamos una panorámica espectacular del Cantábrico, y dejamos atrás la playa de Peñarrubia o la colina del Cuervo hasta adentranos ya en el parque de la Provindencia. Aquí una curiosa construcción con forma de barco nos regala una de las mejores vistas de la ciudad de Gijón y nos hace ser conscientes de la inmensidad del mar.

rutalañora6

 

rutalañora8

 

 

Desde aquí y tras dejar atrás la capilla de la Providencia, entramos en la segunda parte del recorrido. Aquí empezamos ya a adentrarnos en senderos más estrechos que transcurren entre montes de eucaliptos, y tras pasar por la playa de Serín y la de Estaño, llegamos finalmente a nuestro destino: la playa de La Ñora. Un espectacular mirador aparece tras bajar unos escalones, y se convierte en el mejor final que puedas imaginar. Tómate tu tiempo y disfruta de la panorámica. Merece la pena.

rutalañorayorutalañorayo2

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s