Las Rías Baixas también son para el otoño

El paraíso podría estar aquí. En el suroeste de Galicia, desde el monte Louro hasta la desembocadura del Miño, las Rías Baixas despliegan sus encantos en azul y verde, los colores de un mar que se adentra en la tierra. Y si estás pensando que este lugar mágico de la provincia de Pontevedra es sólo para el verano estás muy equivocado. El final del estío tiñe sus paisajes de unos preciosos tonos cálidos y sus temperaturas, más suaves que en cualquier otro rincón del Norte, lo convierten en un destino perfecto. Definitivamente, las Rías Baixas también son para el otoño.

Son muchos los rincones que merecen la pena en las Rías Baixas (hablaremos de ellos), pero seguramente hay dos que todo el que ha viajado hasta aquí conoce. Hablamos de Portonovo y Sanxenxo, dos imprescindibles de la costa gallega.

  • Turismo en Portonovo

Portonovo es una villa marinera que parece haber sido creada para aquellos que buscan algo de tranquilidad (especialmente en otoño). Si hay algo por lo que destaca es por sus playas. La más conocida de todas es la del Baltar, situada junto al paseo de este pequeño pueblo costero. En total, 600 metros de arena blanca y fina, y unas aguas cristalinas en las que siempre fondean pequeños barcos. Y su otra playa es la de Caneliñas, un pequeño arenal de sólo 100 metros que destaca por su aspecto. El agua verde, cristalina y en calma, la arena fina y blanca, junto a los conjuntos rocosos conforman una panorámica natural de lo más bella.

portonovo1

Tampoco puedes perderte, junto a la playa de las Caneliñas, el mirador de A Peixeira, que te regala una vista maravillosa del Atlántico.

portonovo6portonovo7

Y, por supuesto, en Portonovo tienes que dedicar tiempo a la gastronomía y al vino, dos de los motivos principales para visitar este bonito pueblo y casi cualquiera de las localidades gallegas.

SONY DSCportonovo5

Una pasarela de madera y un paseo de lo más agradable con vistas al mar nos lleva a nuestro próximo destino: Sanxenxo

  • Turismo en Sanxenxo

Muchos dicen que es la Marbella del Norte, pero Sanxenxo es mucho más que la capital turística de las Rías Baixas. Como en Portonovo, el mar es su principal atractivo. La playa del Silgar es una de las pocas urbanizadas de Pontevedra, pero ha conseguido hacerse con la bandera azul. Y lo tiene bien merecido. Se trata de una playa de arena fina y dorada, que cuenta con un bonito paseo marítimo que invita a pasear con la vista puesta en el Atlántico. Sus tranquilas y cristalinas aguas son un regalo.

sanxenxo7sanxenxo2

Y mención especial tiene también la mujer más famosa del Silgar: ‘La Madama’, obra del escultor gallego Alfonso Vilar Lamelas. La emblemática escultura destaca por su ubicación, sobre una roca en el mar. Todo el que va a Sanxenxo acaba fotografiándola.

lamadama

Y un poco más allá de la playa, encontramos el puerto deportivo, otro de los imprescindibles de esta localidad, sobre todo para probar la gastronomía gallega y disfrutar de la noche. Porque a Sanxenxo le sobra la marcha.

sanxenxo6sanxenxo8

Las Rías Baixas siempre son buena opción. ¿Volvemos?

portonovo8

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s