Influencers: cómo conseguir que una marca enamore

Sí. Los influencers pueden ayudar a que las marcas aumenten sus ventas. Confiamos en ellos, seguimos sus pasos, les sentimos cercanos y, por supuesto, queremos tener lo que ellos tienen. De esto saben bien Más allá del rosa y el azul  y Desmadreando, o lo que es lo mismo  Jaione y Mónica. Juntas dan forma a Marketing Expresso . Basta escucharlas un par de minutos para darse cuenta de que saben de lo que hablan. En el Santander Social Weekend lo dejaron claro: “Estamos aquí porque somos personas: AMOR, TIEMPO y MUERTE conectan a todos los seres humanos”.  Y de amor tienen que saber también las marcas: “Contenidos que enamoren, esa es la clave del éxito”.

Cambiarán las redes sociales, los hábitos y la tecnología pero, como en la vida real, siempre existirán personas que influyan en mayor medida sobre otras. ¿Cómo repercute esto en las relaciones de negocio del siglo XXI? Consumidor y marca convergen hacia una misma figura: el influencer. Pero, ¿por qué del éxito de esta figura? Porque es el modelo perfecto del marketing H2H (human to human). Y las chicas de Marekting Expresso están convencidas: “Este es el modelo que triunfa”.

marketingexpreso2

Las empresas son entes abstractos, no toman decisiones, no se enfadan y no empatizan contigo. Son las personas que dan vida a esas empresas las que transmiten su humanidad, y son las personas que hablan de esas empresas las que la dotan de una imagen y de un carácter humano. Los consumidores satisfechos se mueren por decirle al mundo lo bien que se sienten con sus productos. Y si ese consumidor tiene miles de seguidores, el producto se venderá como churros. Por eso, el marketing de influencers es una tendencia al alza y ha llegado para quedarse.

De esto, sabe bien también La Señorita. Sus diseños de ropa infantil estaban empezando a conquistar a todos. Bonitos, delicados, personalizados y de calidad, tenían ya mucho terreno ganado, pero cuando Sara Carbonero subió a su Instagram una foto de su hijo Martín con uno de los jerséis más famosos de la marca asturiana, su popularidad se disparó. Si bien, para que esto ocurra y siga funcionando con el paso del tiempo es necesario que la  marca responda, que aporte algo diferente, que realmente merezca la pena. Y en este caso la merece. Básicamente, éste es un contenido que enamora.

lasenorita-ifluencer

¿Pero qué hace que el contenido enamore? Jaione y Mónica lo expusieron en el Santander Social Weekend. Tiene que ser visual (sí, una imagen vale más que mil palabras), tiene que destacar, emocionar (conectar para causar un deseo), y tiene que ser auténtico y viral. Y de viralidad nadie entiende más y mejor que los influencers. ¿Y lo mejor de todo? Ellas mismas lo definen: “es novedoso, está basado en relaciones a largo plazo, y generan confianza y lealtad”. Porque hay una cosa que no debe olvidarse: lo más importante de las influencers no son ellas, sino su comunidad. “No importa tanto el número de seguidores como el diálogo”, y mucho deberíamos aprender de estas dos chicas en este aspecto.

Y recuerda siempre:

“Tu branding, marca, es lo que los demás dicen de ti cuando tu no estás”

 

 

Nostalgia con olor a sonrisas

*No hay memoria tan precisa, tan vivida y evocadora como la que se recupera a través del olfato*

olivia1.jpg

“Cuando nada es seguro, todo es posible”. Esto fue lo que pensó Paula González, el alma de Olivia Soaps, y no se equivocó. A ella una llamada le cambió la vida. Su padre había fallecido, y entonces lo supo. Su sueño, al que había empezado a dar forma junto a ella, sería desde ese momento también el suyo. Luchadora, valiente, creativa y con un gran talento, convirtió su trabajo en una pasión. Hoy es prácticamente imposible resistirse a sus olores, que evocan a nostalgia y a sonrisas.

Bastan un par de minutos a su lado para comprobar en primera persona que el éxito de esta marca reside realmente en Paula. Tuve la suerte de conocerla en el Santander Social Media Weekend, y escucharla contar su historia emociona y cala hondo. Su padre, “químico, alquimista y empresario”, le descubrió el mundo de los olores, la magia de crear emociones a través del olfato. Él estaba dando los primeros pasos para crear una marca de jabones, que finalmente no tuvo tiempo de hacer realidad. Pero Paula lo hizo por él.

Tenía sus libros, sus papeles, sus pruebas, sus jabones y no demasiados euros en el bolsillo, pero sí muchas ganas. Así fue como surgió Olivia Soaps y sus ya famosos jabones de Mirinda, Mojito o Verano en Saint Tropez. Diseñó el packaging, repartió unos cuantos de sus productos, y se creó un blog, suficiente para que en poco tiempo los jabones de su padre se terminaran, y ella no dejara de crecer.

Tituló su ponencia en el #SSW17 ‘El más difícil todavía: cómo vender olores por Internet’, algo en lo que ella tiene un grado. “Cuando generas contenido auténtico es más fácil que todo vaya bien”. Y es que detrás de cada uno de sus productos hay precisamente eso: mucha verdad. Tras los jabones llegaron las velas y la cosmética natural. Y esto fue posible, sobre todo, gracias al marketing online. Claro que su preciosa tienda de Segovia vende, pero sobre todo lo hacen sus medios de comunicación online. “La pasión es la gasolina de las redes sociales”, afirmó Paula. Y ella de pasión sabe un rato. También de buen gusto. Su perfil de Instagram es amor a primera vista. Uno no tiene ni idea de a qué huelen esos jabones, pero sí que quiere tenerlos en su casa. Después alguien pica a tu puerta y aparece con un paquete, un envoltorio perfecto, y el olor inunda toda la casa. Y vuelves a elegirla. Así una y otra vez.

Dice Paula González que “todos tenemos un talento dentro”.  Él suyo es innato. El nuestro está por descubrir. Ojalá sus olores sigan inspirándonos.