El Camino de Santiago no sólo es caminar: Camino Primitivo (Asturias)

Una promesa. Superación personal. Creencias religiosas. Reflexión… Son muchos los motivos que llevan a miles de personas a ponerse en pie y caminar cientos de kilómetros con la mochila a cuestas hasta llegar a Santiago. Sin duda,  algo tiene que tener para que 10 siglos después personas de todo el mundo sigan recorriéndolo año tras año. Y esta vez he sido yo. 320 kilómetros desde Oviedo a Santiago de Compostela, junto a la mejor compañía posible: el maridin. ¿La verdad? Después de comprarnos un piso no podíamos permitirnos un viaje al Caribe, pero tampoco queríamos quedarnos en casa. Pensamos en algo barato y que tuviésemos ganas de hacer, entonces lo tuvimos claro: el Camino de Santigo. Y ahora, una vez hecho, lo tengo claro: efectivamente, es una experiencia única, una aventura que no vas a olvidar jamás. Mucho más que caminar.

El Camino Primitivo

Primitivo, duro y escabroso, pero también impresionante. El maridin y yo nos decantamos por él porque sus 13 etapas nos permitían recorrerlo entero, y también porque salía de casa (Oviedo). Dicen de él que es el más difícil, pero también el más bonito. La verdad es que de cuestas va sobrado, pero de belleza aún más.

Os dejo esta guía del Camino de Santiago, que espero os sirva de ayuda.

  • Etapa 1:  Oviedo – Grao (30 kilómetros)

El punto de partida es la plaza de la Catedral. Por delante tienes 320 kilómetros. Sólo los primeros de esta etapa transcurrirán por asfalto. Pronto descubres que El Camino es verde, es monte, es naturaleza en estado puro. Ese primer contacto con el medio ambiente son las laderas del monte Naranco. Y un, poco más allá, al abandonar ya el concejo de Oviedo, compruebas de primera mano que El Camino no es un paseo. La subida al Escamplero es la primera de las muchas cuestas, bastante duras, que te vas a encontrar en los próximos días. Aunque, también es cierto que cuando ya empiezas a pensar que vas a terminar agotado, el terreno vuelve a llaner. La última parte del recorrido transcurre al lado del río, lo que vas a agradecer (y mucho) en los días de calor.

-Lo mejor: descubrir las sensaciones que deja El Camino, que todo es nuevo, que cada paso es una aventura.

-Lo peor: acostumbrarse a los kilómetros y las primeras cuesta.

caminodesantiago-etapa1-1caminodesantiago-etapa1-2caminodesantiago-etapa1-3

  • Etapa 2: Grao – Salas (26 kilómetros)

Empezamos con una fuerte subida, la que asciende hasta San Juan de Villapañada, a unos 5 kilómetros de Grao, y coronar el santuario de la Virgen del Fresno. Las cuestas prosiguen una vez pasada Cornellana, más o menos a mitad de camino y donde es imprescindible pararse a detener las centenarias piedras del monasterio de El Salvador. Al igual que en la primera etapa, la última parte del trayecto transcurre al lado del río, y vuelve a servir como un fantástico final de etapa.

-Lo mejor: tener un rato para descubrir Salas, un importante Conjunto Histórico-Artístico, con nada menos que cuatro Monumentos Nacionales. Imprescindible pasear por sus callecitas estrechas y admirar la torre medieval y el palacio Valdés-Salás.

-Lo peor: darse cuenta de que las cuestas en la parte asturiana del Camino Primitivo van a convertirse en una importante compañera de viaje. (Eso sí, se sobrellevan. Que no cunda el pánico).

caminodesantiago-etapa1-4caminodesantiago-etapa2-2caminodesantiago-etapa2-3caminodesantiago-etapa2-4caminodesantiago-etapa2-5

  • Etapa 3: Salas – Tineo (20 kilómetros)

Los primeros 6 kilómetros nos toca subir, hasta llegar a Porciles donde el terreno, afortunadamente, comienza a llanear. Será así hasta La Espina, localidad con todos los servicios para el peregrino, y donde volveremos a encontrarnos con las cuestas, aunque no por demasiado tiempo. Nos adentramos en la montaña occidental asturiana hasta, atravesando pequeñas aldeas, hasta llegar a la ermita de San Roque, ya a muy pocos kilómetros de Tineo, desde donde seguimos el paseo de los Frailes, un recorrido llamado así por ser frecuentado por éstos para, además de visitar al santo, deleitarse con las vistas. El barrio de Cimadevilla nos da definitivamente la bienvenida a nuestro destino.

-Lo mejor: el recorrido, que nuevamente transcurre entre verdes prados rodeados de frondosos bosques de robles y castaños. El contacto con la naturaleza es brutal.

-Lo peor: empiezan a notarse los kilómetros en las piernas y los más de 80 kilómetros que llevamos a la espalda (pero nada que no pueda aguantarse)

caminodesantiago-etapa3-1caminodesantiago-etapa3-2caminodesantiago-etapa3-3

etapa2

  • Etapa 4: Tineo -Pola de Allande (30 kilómetros)

En nuestro caso, sin duda alguna, la etapa más difícil de todas las que nos encontraremos a lo largo del Camino. Influyó, por supuesto, que algo que comimos el día interior nos sentó mal y nos pasamos la noche vomitando y con el estómago a punto de explotar. Así, claro está, las condiciones en las que nos encontrábamos para afrontar esta etapa no eran las mejores. Aún así, se nos juntó todo: un malestar horrible, muchos kilómetros y unas cuestas que no desearías ni a tu peor enemigo. Como ocurre casi siempre, la etapa empieza con cuestas. Eso sí, la altura ganada nos permitirá admirar las vistas y disfrutar de los valles que se abren paso entre la frondosidad del bosque. El mar de montañas que se extiende ante nosotros es realmente espectacular. Y más tarde transcurriremos por alguonos tramos de carretera que nos llevarán hasta Campiello o Borres. Pero lo más duro lo dejamos para el final: la subida al Alto de Lavadoira es (o fue, al menos para nosotros, una pesadilla). Una vez coronada quedan tres kilómetros de bajada extenuante hasta Pola de Allande. Nunca llegamos a meta con más ganas de un merecido descanso.

-Lo mejor: una de las etapas de más belleza de El Camino. Las vistas que nos deja de los valles y los bosques es realmente una maravilla. Mires donde mires sólo ves verde y naturaleza a tu alrededor. Una sensación mágica.

-Lo peor: las continuas subidas y bajadas a lo largo de la etapa hacen daño (y mucho) a las piernas. Y, por supuesto, la subida al Alto de Lavadoira. Aquí he visto las cuestas más empinadas a las que me enfrentado jamás.

caminodesantiago-etapa4-1caminodesantiago-etapa4-2caminodesantiago-etapa4-3caminodesantiago-etapa4-4

  • Etapa 5: Pola de Allande – Berducedo (18 kilómetros)

Nos afrontamos a la que, supuestamente, es la etapa más difícil del camino (no para nosotros que lo vimos todo con mejores ojos después de pasarlo tan mal el día anterior). Una etapa corta, pero dura. Nada más dejar atrás Pola de Allande comienza la subida a el puerto de El Palo. La Reigada (a los 5 kilómetros) marcará realmente el punto de partida del ascenso. Bordeando el río, iremos ascendiendo poco a poco hasta alcanzar la carretera, que tan sólo cruzaremos para volver a adentrarnos en la montaña. Será, precisamente, a partir de este momento cuando las cuestas se hacen más notables, haciéndonos salvar en este tramo el mayor desnivel de toda la ascensión. Alcanzamos la cima en el kilómetro 8,3. Disfruta del momento y tómate un tiempo poque lo que viene a continuación tampoco va a ser fácil. En la cima la niebla y el frío van a acompañarte, y lo harán también durante toda la bajada del puerto (sobre todo en nuesto caso que tuvimos días fríos prácticamente en todas las etapas). De hecho, fue precisamente aquí cuando solté las únicas lágrimas del camino debido al frío horrible que sentí en las manos (unos guantes hubieran sido una fantástica idea). Después, volverás a encontrar un ascenso en la subida a Montefurado, una pequeña aldea de piedra que aparece como por arte de magia en media de la profundidad de la montaña. Ahora sí, lo más difícil habrá pasado. Y lo que queda de etapa será, prácticamente, un regalo.

-Lo mejor: la sensación que se experimenta al coronar el puerto de El Palo, y la belleza de la aldea de Montefurado. Sin suda, mágica.

-Lo peor: la subida al puerto (no vamos a engañarnos), pero sobre todo el frío del descenso. Realmente, el momento en el que más sufrí de todo el camino.

puertodelpalo

caminodesantiago-etapa5-2caminodesantiago-etapa5-3

  • Etapa 6: Berducedo – Grandas de Salime (20 kilómetros)

Una de las etapas más fáciles que vamos a encontrar a lo largo de todo el camino. Un recorrido exento de grandes dificultades, pero no de belleza. Lo comprobaremos ya al poco de comenzar a andar porque las vistas al dejar atrás Berducedo son, como suele ser  habitual, un regalo. Poco después llegará el único obstáculo del día: un par de kilómetros de cuestas a la salida de La Mesa, que nos hará encaramarnos en la peña de Buspol. Desde aquí comienza un vertiginoso descenso de unos 10 kilómetros hasta alcanzar el embalse de Grandas de Salime, el auténtico protagonista de la jornada de hoy. Lo cierto es que los kilómetros por una serpeante senda se hacen largos, pero también nos obsequian con unas vistas espectaculares. Ya llegando abajo del todo, tienes que detenerte en un mirador que nos permite contemplar la imponente presa. A partir de aquí ya todo es ascenso (pero puedo asegurar que asusta más de lo que realmente es). Al final, te espera Grandas de Salime. Aquí podrás aprovechar para visitar el Museo Etnográfico, una riquísima muestra de las tradiciones y la forma de vida del pasado. Ponemos así punto y final a las etapas asturianas del Camino Primitivo.

-Lo mejor: la belleza imponente del embalse. Bajo sus aguas se encuentran las casas del antiguo pueblo de Salime, que resurgen cundo disminuye el nivel del embalse.

-Lo peor: las cuestas a la salida de La Mesa. Los ascensos al comienzo de la etapa nunca son buena idea =)

caminodesantiago-etapa6-1

 

embalse2embalse3

embalsedegrandasgrandas

¡Galicia nos espera! ¡Buen Camino!

 

 

Astorga, Castrillo de los Polvazares y un buen cocido maragato

Calles empedradas, rincones llenos de historia, puertas de colores, bonitas casas de piedra y una arquitectura fascinante, en la que Gaudí tiene mucho que decir. Y por supuesto, el olor de un buen cocido inundando cualquier esquina. Te proponemos una escapada al Castilla y León más profundo: Astorga y Castrillo de los Polvazares son los protagonistas. ¡Si aún no los conoces, deberías! Y si ya los has visitado, ¡seguro que estás deseando volver!

Leer Más

Un viaje al pasado: 10 imprescindibles que ver en Fez

Existe una ciudad donde parecen hacerse realidad todos los escenarios que imagió Sherezada en sus mil y una noches de insomnio. Una ciudad donde existen los fabricantes de elixires para el mal de amores, los maestros con saberes milenarios, los faquires, los adivinos, los vendedores de alfombras… algunas de ellas dispuestas a volar.   Hablamos de Fez, la ciudad con 10 siglos de historia que supone un viaje al pasado como nunca habías imaginado. Leer Más

Vacaciones en Cantabria: los pueblos más bonitos de la costa cántabra

Más de 200 kilómetros de costa en los que darte un baño en más de 90 playas rodeadas de una naturaleza increíble. En Cantabria hay opciones para todos los gustos: playas urbanas, otras más salvajes, tranquilas o abiertas al mar… Además, a lo largo de esta costa encontrarás localidades marineras perfectas si estás pensando en unas vacaciones o una escapada en Cantabria. Comillas, Suances y San Vicente de la Barquera huelen a tradición y mar, y eso les hace irresistibles. Leer Más

Caló des Moró y Cala S’almunia: el paraíso está en Mallorca

Todos merecemos ir por lo menos una vez en la vida a Mallorca. Si tienes en mente una escapada y aún no te has decidido por el destino, no lo pienses más: ¡Mallorca! Esta isla balear es perfecta y única, y guarda algunos de los lugares más bellos que vas a ver en la vida. Hay muchos, muchísimos, pero si quieres descubrir el verdadero paraíso hay dos que por nada del mundo deberías perderte: Caló des Moró y Cala S’Almunia. Abre bien los ojos porque vas a querer recordar este lugar toda la vida.

Leer Más

Turismo en Cantabria: qué ver y hacer cerca de Potes

Potes es la puerta de entrada a los Picos de Europa, una bonita villa de montaña de aspecto medieval que siempre es un placer visitar. Pero además de su casco antiguo, sus alrededores tienen unos cuantos atractivos que no deberías perderte. ¡Ahí van mis favoritos!  Leer Más