Un brunch mirando al Cantábrico

Este desayuno tardío ha puesto de moda las mañanas en todo el mundo. No hace falta madrugar en exceso, y tiene como único requisito disponer del tiempo suficiente para sentarte a la mesa, rodearde de buena compañía y disfrutar de cada bocado ante un menú en el que siempre se apuesta por la calidad. El brunch está por encima de modas y la primera vez que oímos hablar de él se convirtió en un clásico instantáneamente. Si quieres disfrutar de este desayuno que se convierte en almuerzo en Asturias, más que recomendable es la propuesta del Ewan Salinas, un brunch mirando al Cantábrico que deja con ganas de repetir. Leer Más