Castillo de San Cucao: amor 365 días del año

El amor no se elige, te elige…

Un día te das cuenta que es difícil estar lejos de él, que cuando estás con él piensas que dentro de un rato se irá y lo besarás con tanta pasión como si ese beso fuese a parar el tiempo o a darte más minutos con él. El amor ya te escogió y tú tienes que dejarte llevar.

El amor es la combinación mágica de dos personas que deciden ser amigos, compañeros, cómplices y amantes. Que, a pesar de los problemas, que nunca faltan, se eligen cada mañana para seguir caminando juntos por la vida. Y eso es motivo suficiente como para celebrarlo todos los días con detalles, con gestos y con hechos. Pero, no vamos a negarlo, dedicarle un día en especial tampoco está mal. Esto no va de regalos caros ni de compras en grandes almacenes, esto va de pasar tiempo juntos, de haceros sonreír y de recordaros que, por encima de todo, estáis ahí el uno para el otro. ¿Un lugar para decir ‘te quiero’ sin palabras? El Castillo de San Cucao.

Leer Más

Escenarios privilegiados para el ‘Sí, quiero’

Llevas tiempo soñando con ese momento. Has encontrado al amor de tu vida, a esa persona con la que compartir todo el camino que viene por delante. Tienes lo más importante, pero no puedes dejar escapar ni un sólo detalle. Y la elección del lugar es una de esas decisiones fundamentales. Afortunadamente, en Asturias existen varios rincones privilegiados para dar el ‘Sí, quiero’.

Frente a la catedral de Oviedo, este palacio gótico, declarado Monumento Histórico Artístico y Bien de Interés Cultural, abre sus puertas a la celebración de bodas consiguiendo sorprender y enamorar a todos los asistentes. En total, 2.000 metros cuadrados repartidos en tres plantas con vistas privilegiadas a Vetusta y un jardín espectacular, desde el que asoma iluminada la torre de la catedral. Sin duda, dar el ‘Sí, quiero’ entre muros de 750 años de historia es todo un regalo. Un enclave espectacular, y en el que se ocupan en primera persona y con la mejor de las sonrisas de todos los servicios que los novios puedan necesitar (menú de un amplio nivel gastronómico, música en vivo, ambientación, decoración, suite nupcial…). Todos los detalles están cuidados al máximo, sin opción a que algo salga mal, y ese jardín lleno de pequeñas luces es absolutamente mágico.

bodas-ruaquince1bodas-ruaquince2bodas-ruaquince3bodas-ruaquince4bodas-ruaquince5

La Torre de Valdés (siglo XIV), reconocida Bien de Interés Cultural de Asturias en 2008, regala un marco incomparable para dar el ‘Sí, quiero’. Todo lo que rodea cada celebración es perfecto: las escaleras que llevan hasta ella, el verde que contrasta con los muros de piedra, o las flores que ponen el color. Como lo es también el trato de todos los que trabajan allí, los detalles cuidados al extremo, la calidad de todos sus platos o lo bien que han sabido hacer las cosas. El restaurante, al que tampoco le falta su torre, es de estilo moderno, pero la combinación perfecta de todos sus espacios hace que te sientas dentro de un cuento. Su cristalera hasta el suelo permite que disfrutes del espléndido panorama, que resulta si cabe aún más bello cuando al caer la noche los fuegos artificiales te obligan a alzar la cabeza al cielo. Qué bien que aún queden lugares capaces de generar emociones.

boda-castillosancucao1bodas-castillodesancucao2bodas-castillodesancucao3bodas-castillodesancucao4bodas-castillodesancucao5

Rodeado de montañas y bosques autóctonos, en la misma falda del mítico macizo del Sueve y enclavado en un privilegiado valle donde reina el silencio, el Palacio de Rubianes ofrece uno de esos escenarios idílicos en los que dar el ‘Sí, quiero’. Pocos lugares en los que disfrutar más y mejor del paraíso que es Asturias. Puedes celebrar la boda bajo su hórreo (hay que decir que presumir de tradiciones y asturianía en las bodas me parece lo más) o elegir contraer matrimonio en su capilla, uno de esos lugares encantadores que suponen un amor a primera vista. Luego, todo viene rodado. Detalles para aburrir, mimo, cuidado, cariño y una celebración que consigue enamorar a cualquiera. Y todo con una vista magnífica a los Picos de Europa. Poco más se puede pedir.

bodas-hotelrubianes1bodas-hotelrubianes2bodas-hotelrubianes3bodas-hotelrubianes5

En una atalaya sobre los Picos de Europa,  la sierra del Sueve y el valle del río Piloña en una finca de 18.000 metros cuadrados, el Palacio de Cutre es un antiguo palacio asturiano del siglo XVI con muralla, torre y capilla de la misma época. Ya sólo esto sería motivo de sobra para elegirlo como enclave para el ‘Sí, quiero’, pero aún hay mucho más. Con una cuidada decoración de carácter provenzal, la delicadeza aflora en cada rincón. Predomina el gusto, la elegancia, el alma puesta en cada esquina, en cada detalle. Todo aparece por un motivo, el de convertir la celebración en un día imposible de olvidar.

bodas-palaciodecutre1bodas-palaciodecutre2bodas-palaciodecutre3bodas-palaciodecutre4

Dar el ‘Sí, quiero’ en un Bien de Interés Cultural con categoría de Monumento. Más de cinco siglos observan a los protagonistas desde la fachada de este palacio asturiano. Restauradores, artesanos, arquitectos, decoradores y botánicos dan vida a sus aristocráticos salones y jardines, escenario privilegiado. Pero no sólo eso, sino que en este lugar te ayudan con el mayor gusto que existe a planificar, gestionar y organizar tu gran día, creando un auténtico sueño. Asomarse a uno de sus ventanales y contemplar la escena es más que un regalo.

bodas-palaciodemeres1bodas-palaciodemeres2bodas-palaciodemeres3bodas-palaciodemeres4

Unas palmeras que invitan a soñar con un lugar paradisíaco, pero a tan solo unos minutos del centro de Oviedo. En De Labra, el ‘Sí, quiero’ sin duda es diferente. Lo mejor de todo, que cada celebración se realiza de forma personalizada y el resultado siempre es una experiencia inolvidable. Y sin olvidarnos de su gastronomía. Sí, estamos seguros de que aquí con el menú vas a acertar. Una boda moderna para novios con ganas de pasarlo bien y celebrar por todo lo alto.

bodas-delabra1bodas-delabra3bodas-delabra2bodas-delabra4