Desayunos a domicilio en Asturias: regalos para empezar bien el día

Sabes que al otro lado de la ventana hace frío. Mucho frío. Sientes la lluvia golpeando contra el cristal. Y un escalofrío te recorre de arriba a abajo. Pero ahí estás tú. A salvo, entre las mantas gordas de lana. Te haces un ovillo. Y te acurrucas en la cama. Parece que nada puede mejorar. Pero de pronto llaman al timbre. No esperas a nadie, pero te levantas a abrir. Entonces, el desayuno más apetecible del mundo te espera al otro lado de la puerta. Alguien que te quiere mucho te ha regalado empezar el día con sonrisas. Ahora vuelve a la cama, elige por donde empezar ¡y relámete!

Leer Más