El Camino de Santiago no sólo es caminar: Camino Primitivo (Asturias)

Una promesa. Superación personal. Creencias religiosas. Reflexión… Son muchos los motivos que llevan a miles de personas a ponerse en pie y caminar cientos de kilómetros con la mochila a cuestas hasta llegar a Santiago. Sin duda,  algo tiene que tener para que 10 siglos después personas de todo el mundo sigan recorriéndolo año tras año. Y esta vez he sido yo. 320 kilómetros desde Oviedo a Santiago de Compostela, junto a la mejor compañía posible: el maridin. ¿La verdad? Después de comprarnos un piso no podíamos permitirnos un viaje al Caribe, pero tampoco queríamos quedarnos en casa. Pensamos en algo barato y que tuviésemos ganas de hacer, entonces lo tuvimos claro: el Camino de Santigo. Y ahora, una vez hecho, lo tengo claro: efectivamente, es una experiencia única, una aventura que no vas a olvidar jamás. Mucho más que caminar.

Leer Más