Aguas para disfrutar con los sentidos

Cierra los ojos e imagínate en el corazón de Roma, paseando entre las calles del barrio de Trevi y a sólo unos pasos de la Piazza Navona. Ante ti aparece El Panteón, uno de esos monumentos excelsos, geniales por su arquitectura, que te hacen alzar la vista al cielo y disfrutar de una cúpula que resulta espectacular. Ahora imagina que su interior no guarda secretos de siglos de antigüedad, sino que aún mejor está repleto de agua. Esto es más o menos lo que puedes sentir en Aquaxana, una instalación que permite disfrutar del agua en los cinco sentidos gracias a Las Caldas Villa Termal. Ah! y olvídate de los modestos adoquines porque aquí no hay piedras, sino un verde intenso que lo rodea todo y lo cubre de belleza. ¿Estás preparado para disfrutar?

aquaxana9

El recorrido por el Aquaxana empieza precisamente en esa piscina con forma de Panteón repleta de chorros y tratamientos y en la que relajar mente y cuerpo. Un par de veces al día, además, proyectan sobre ella un espectáculo de luces, agua y sonido que hace las delicias de los más pequeños y que siempre consigue sorprender al que lo descubre por primera vez. Como también sorprenden por su fuerza e intensidad los chorros pensados para la espalda que nos encontramos en el pasillo que une esta sala con la piscina exterior. Después para relajar, dedícate un buen rato al jacuzzi y disfruta.

aquaxana6aquaxana8

Llega lo bueno. Una pequeña puerta dentro del agua te lleva a otra zona de la piscina, ya en el exterior, pero cubierta. Aquí se ubican las camas de hidromasaje y tanto si luce el sol como si es uno de los habituales días asturianos (grises y con orbayu), la experiencia no puede resultar mejor. Sinceramente, ya sólo por esto merece la pena la entrada al Aquaxana. Después, si lo que quieres es echar unos largos y tomar el sol (siempre que aparezca) otra piscina está esperándote para que la aproveches al máximo.

aquaxana11

aquaxana2aquaxana1

Subimos a la segunda planta de las instalaciones, donde están las duchas de contrastes o el baño turco, pero la gran joya es la espectacular bañera de aguas frías (muy frías) que debes combinar con las altas temperaturas de la sauna. Un lugar ideal, también por su belleza, que se convierte en uno de los favoritos de todos los que llegan hasta aquí. Aunque, siempre hay una excepción que confirma la regla, como es mi caso, que siempre cierro la visita al Aquaxana en la primera planta y la sala de las hamacas de cerámica calientes. Pocas cosas, por no decir ninguna, resultan más relajantes que este momento. Y lo sabes cuando las manecillas del reloj corren rápido y tú ni siquiera te das cuenta.

aquaxana5

Los contrastes de temperatura del agua, las luces del cielo y también las que proyectan, el ruido que hace el agua al caer de los chorros o el triar de los pájaros que puedes escuchar desde la piscina exterior, el sol alumbrándote en la cara desde alguna de sus tumbonas y sus espacios verdes, la sensación de que casi consigues volar cuando el circuito llega a su fin… Sin duda, Aquaxana es una de esas experiencias para disfrutar con los cinco sentidos.

aquaxana10aquaxana4

Ha sido uno de mis regalos de cumpleaños, y sí, siempre es un placer volver.

 

Casona La Hondonada: desconexión en la Cantabria rural

El viajero que se adentra en el valle de Cabuérniga por Cabezón de la Sal queda sorprendido por la belleza de un paisaje siempre verde, donde la arquitectura tradicional armoniza con bosques, prados, brañas y casonas que salpican este paraje cántabro atravesado por el río Saja y sus afluentes. Y esto es precisamente lo que se encuentra uno cuando viaja hasta la Casona La Hondonada, un templo para la desconexión en la Cantabria rural.

casonalahondonada1casonalahondonada3casonalahondonada4

Una impresionante casona de piedra del siglo XVII y totalmente rehabilitada te recibe con los brazos abiertos. Por fuera ya sabes que te va a gustar, pero una vez que entras el clima cálido y acogedor se respira y te conquista desde el primer instante. Allí, en medio de la naturaleza, en un hotel lleno de encanto, tan solo necesitas sentarte en su jardín a disfrutar del intenso placer de no hacer nada =)

Y para que esta experiencia sea sobresaliente, cada habitación cuenta con una bañera hidromasaje, de esas en las que el tiempo se disfruta, de esas que todos querríamos tener en nuestra casa sino hubiera que pagarla de nuestro bolsillo. Pero para eso vamos a La Hondonada, para disfrutar de esos pequeños placeres que alguna vez hacen falta y que siempre nos merecemos. Por si fuera poco, el broche de oro es su spa privado. Pequeñito, pero perfecto para disfrutar en pareja. Una hora entera para dos, para enamorarse y para sonreír.

casonalahondonada5casonalahondonada6casonalahondonada7casonalahondonada8

El maridin me regaló esta escapada para celebrar el primer año de nuestra historia. Y no pudo resultar mejor. ¡Perfecto para parejas con mucho amor!

casonalahondonadahabitacasonalahondonadayocasonalahondonadaspa

 

 

Aguas cinco estrellas

 

Un cinco estrellas del agua, la fuente de la vida. Un oasis de descanso en la ribera del Nalón, a solo 8 kilómetros del centro de Oviedo. Un paraje de excepción que guarda un tesoro en sus entrañas. Sí, has acertado. Este remanso de paz no es otro que el Balneario Real de Las Caldas.

Desde que abriera sus puertas en 1776 es sinónimo de bienestar, relajación y sonrisas. El tiempo se detiene en cuanto trazas la última curva y el complejo se abre ante tus ojos. Allí todo corre a otro ritmo. No existen las prisas, ni la adicción al móvil, ni el ruido de coches que van para uno y otro lado. Allí tan solo existe el aire puro, la sensación de bienestar y el agua, sobre todo el agua.

lascaldas2

lascaldas3

lascaldas4

lascaldas

El Manantial es el corazón de la villa termal. Obra del arquitecto Ventura Rodríguez, constituye el alma del balneario, del que brotan aguas termales que parecen tener poderes mágicos. Respetando el origen de esos primeros baños termales, hoy el Balnerario Real de Las Caldas ha sido capaz de adaptarse al siglo XXI sin perder su encanto.

En total, más de 1.000 metros cuadrados para disfrutar del poder infinito del agua y recorrer durante dos horas piscinas dinámicas, jacuzzis, saunas, baños turcos, duchas de contraste o zonas de relax. Todo ello, en un edificio de bóvedas, pasillos y laberintos en el que el agua aparece en cualquier esquina. Imprescindible su piscina a 35º que consigue llevarte a las nubes y la segunda planta con paredes de cristal, que te provoca la sensación de nadar en medio de la naturaleza.

El complejo se complementa con hoteles, tratamientos especiales, la sala de las columnas o el Aquaxana. Pero de eso ya hablaremos otro día.

Por ahora, si vives en Asturias o si visitas el Principado date este regalo. Una experiencia imposible de olvidar.

lascaldas5

lascaldas6

lascaldas7

lascaldas8

lascaldas1

lascaldas2

lascaldas9

Ya lo decía en el siglo XVII el cronista Luis Alfonso de Carvallo:

“…ay también (…) a una legua de la Ciudad de Oviedo, junto al castillo de Priorio, unos baños naturales que llaman Las Caldas, de gran eficacia”.

Os dejo un vídeo de Termalistas para terminar de convenceros